Escondite de ángel

angel7
Fuente: Imágenes de Google

Soñadora e ingenua, desde pequeña descubrió que el mundo además de bello tenía un lado oscuro y sórdido, entonces decidió esconderse en un lugar tan evidente que lo hacía perfecto, donde aparentemente está segura, desde ahí observó y aprendió , el precio fue no saber como contactarse con sus semejantes, todo lo hace mal así que vuelve a esconderse una y otra vez.  Tanto para dar y no saber cómo. Su escondite, su prisión.  Si tan sólo pudiera escapar…

Los amigos que perdí

Aún no es invierno pero la melancolía siempre puntual . Cuando eso pasa trato de contactar a personas significativas para sentir su afecto, su apoyo, su motivación. Mi introversión es un obstáculo para tales propósitos,me digo a mi misma: “no debes molestar”, “están ocupad@s” etc.  ¿Porqué no intentarlo? y me atrevo, la mayoría de veces no da resultado. El tiempo, la prisa, el egocentrismo son paredes muy difíciles de atravesar por muy carismático que uno sea.

Los amigos que perdí  son aquellos que dejaron el país para lograr sus objetivos, sus sueños, gracias a la tecnología se de ellos por redes. Compartí con ellos vivencias inolvidables, los extraño, por redes no es ni será igual, el brindis, un cumpleaños, un abrazo, la risa jamás serán reemplazadas por un emoticono, por lo menos en mi universo.

Los amigos que perdí son aquellos que viven a pocas cuadras y me han incluido al face en vez de una conversa, de un café también a ellos los veo por redes.

Los amigos que perdí son los que murieron y no veré jamás. Eso duele más sobre todo si han sido soporte es un dolor que nunca se supera. Hasta un mejor jueves.

Detenerse

 

detenerse
Fuente: Google Imágenes

De vez en cuando hago una pausa, vislumbro el camino recorrido a solas o con quienes me acompañan eventualmente.  Momento de evaluar los progresos, los fracasos, los sueños, las dudas y miedos;  quienes conforman mi círculo de confianza y viceversa. Hacia dónde voy y a dónde no volveré jamás. Evaluar mis emociones, cómo las voy manejando a mi favor. ¿Tengo un soporte social o es sólo un espejismo? ¿soy soporte para mis afectos o soy un recuerdo? ¿me valoro? ¿me respeto y me doy a respetar? ¿es el camino correcto? ¿soy capaz? Todas las respuestas están en mi interior. Nos vemos en la ruta.

Bonsoir la tristesse

postwp1

Cada vez que escribo intento hacer catarsis y auto motivarme. Cada palabra, cada oración es parte de mis vivencias, en ocasiones también escribo ficción pero todos sabemos que en el fondo la verdad no miente. Esta tarde me siento triste pero con la esperanza que las cosas mejorarán, haré todo de mi parte para que sea así.

 

Quisiera no haber escuchado que soy un “problema” para la familia, lejos de mi ser eso. No puedo evitar que mi madre sufra, que se estrese, trato que la convivencia sea lo más grata posible. No puedo evitar que mi hermana me dicte la plana vía Skype. Al mismo tiempo que bueno saber que yo (o mejor dicho la enfermedad) soy  un problema eso me lleva a cambiar mi proceder y centrarme en mi desarrollo personal. Hay que salir fortalecido luego de tanta lágrima. Yo solo pediría paciencia, si hablo alto házmelo saber amorosamente, si paso de un tema a otro avísame y si notas algo más dímelo, estaré muy agradecida. Hasta otro jueves.

 

Febrero

gatina
Fuente: Imágenes de Google

“Febrié, lo mes dei cats

que m´agatavian leis abbofis

tota la nuech, de sota ma

fenestra, monta volià

solamen un pauc d´aire fresc,

qu´aquesta chata

m´avià fach suda tot lo long dau camin”

(L´Isle sur la Sorgue, 1993)

Continue reading “Febrero”

Hijas de Eva

bella1920
Fuente: Google Images

Sala de espera,  mar de emociones. Calor, rostros, lágrimas, silencios. Observo mientras espero mi turno, calmada por fuera, muerta de miedo por dentro. Me atienden y son buenas noticias, lágrimas de alegría como un bálsamo luego de una semana de incertidumbre. Reconozco que la prevención y la calidad de  vida son importantes. Vivía demasiado pendiente de la salud mental y descuidé otras áreas de mi bienestar. Trabajando en el autocuidado. Nos vemos en la ruta